jueves, 6 de noviembre de 2014

Pronunciamiento de la Juventud Revolucionaria respecto a la segunda ronda electoral para elegir el directorio federativo de la Universidad de Costa Rica

Por un movimiento estudiantil independiente del Gobierno y de la Rectoría

Los resultados de las elecciones FEUCR reflejan cada vez más las contradicciones de la política nacional. La derrota de Progre en las elecciones estudiantiles anticipa el desgaste del PAC en el gobierno, evidenciando que su política del “cambio razonable” no es más que un adorno discursivo que aplica una política pro-burguesa,  ejemplo de ambas cosas es el manejo que le ha dado el gobierno a la concesión del puerto a ATM Terminals.


Ruptura por la izquierda y sectarismo
El triunfo de Alternativa en la primera ronda evidencia la ruptura de sectores juveniles que visualizaban al PAC como una posibilidad de cambio, que ante la evidencia de que el PAC defiende los interese de la burguesía, le cobran a Progre ser cómplice del Gobierno y la Rectoría Universitaria.  Por lo tanto, con sus matices, representa una ruptura por la izquierda de una franja importante del movimiento estudiantil que  busca mayor independencia del gobierno; proceso que se podría profundizar con el triunfo de  Alternativa en la segunda vuelta de las elecciones federativas.
En la primera ronda electoral, desde la Juventud Revolucionaria levantamos la política de hacer un llamado al votó por la izquierda, posicionada a favor de la defensa del presupuesto de la educación pública y que apostaba por la independencia del movimiento estudiantil, tanto del Gobierno como de la Rectoría. 
Reivindicamos esta política, porque al día de hoy, la comunidad estudiantil continúa votando por las opciones de izquierda, las cuales lograron en conjunto  más de 6000 votos.  Es claro que la falta de voluntad política de estas agrupaciones pólitico-electorales (Convergencia, Ya Basta y Alternativa) impidió la articulación y conformación de un frente de izquierda el cual hubiera derrotado contundente a Progre en la primera ronda. 


Insistimos en la necesidad de la unidad de la izquierda
Ante este panorama electoral, señalamos una vez más la urgente necesidad de construir un movimiento estudiantil independiente, que impulse y promueva luchas estudiantiles  y que se posicione en contra de los procesos de privatización que se desarrollan en la actualidad en la U.  Creemos que Alternativa se convierte en este momento en una opción que abre posibilidades para lograr ese necesario distanciamiento entre una dirección “formal” del movimiento estudiantil con la Rectoria y el gobierno; siempre y cuando mantengan una actitud receptiva y abierta hacia otras corrientes del movimiento estudiantil y tengan disposición de poner la FEUCR al servicio de las luchas y el movimiento popular.
Es por esto que desde la JR hacemos un llamado a las agrupaciones políticas, colectivos y  activistas independientes a hacer frente común en una campaña para votar por ALTERNATIVA, para contribuir con este proceso que abre perspectivas para la construcción de un movimiento con una base estudiantil más sana y dinámica. Para combatir el derrotismo, pasividad y complicidad que promueven los Progresistas consideramos que es urgente un espacio estudiantil abierto que permita la definición de un programa político y un plan de acciones que garantice, entre otras cosas, la erradicación de Progre del Movimiento Estudiantil.  A esos sectores interesados les proponemos asistir a una Asamblea Estudiantil que estamos preparando para el día miércoles 12 de noviembre a las 5:00 p.m en la Sala 2 de la Biblioteca Tinoco, previo al inicio de la segunda ronda.

Voto Crítico
Nuestro voto para Alternativa es un voto critico. Alternativa, al igual que otras organizaciones de izquierda no ha promovido consecuentemente la unidad del movimiento estudiantil de izquierda, ni nos parece que lo esté haciendo en este momento. Sabemos que el principal componente de esta agrupación electoral es la juventud del Frente Amplio, partido con el que hemos tenido diferencias por la postura ambigua  de sus representantes formales (diputaciones) respecto a temas fundamentales, como por ejemplo la aprobación del préstamo del Banco Mundial a las universidades públicas y los proyectos de Ley relacionados con la diversidad sexual, entre otros temas; aunque resaltamos su posición concecuente en contra de los recortes presupuestarios del sector público y labor en materia ambiental.  Desde el PRT le hemos insistido al FA que debería ser amplio por la izquierda y no sólo por la derecha y advertimos reiteradamente que su alianza con el PAC no tendría buen futuro, como decían las abuelas: para verdades el tiempo. Finalmente le planteamos a Alternativa que ninguna de las organizaciones que han participado en las federaciones anteriores ha sido consecuentes con la democracia estudiantil, siendo una tarea pendiente. Por eso demandamos la convocatoria de Asambleas Estudiantiles Abiertas cada mes que permitan a la comunidad estudiantil una participación mucho más activa. Asimismo, creemos que es prioritario revisar el Nuevo Reglamento del Sistemas de Becas y defender un presupuesto creciente que permitan satisfacer las necesidades de la población estudiantil becada y garantizar el acceso de los hijos de la clase trabajadora a las universidades públicas.

¡Por un movimiento estudiantil independiente del Gobierno y la Rectoría!

!Por un frente estudiantil de izquierda! 

viernes, 24 de octubre de 2014

PRESUPUESTO NACIONAL: Un recorte importante por lo que anuncia

Las clases adineradas de todo el mundo tienen claro cómo defender sus intereses, cómo incrementar la explotación y la productividad (sus ganancias) en un momento inédito de creciente desempleo, desaceleración económica y creciente conflicto social. Sus organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial; por intermedio también de sus calificadoras de riesgo de la bolsa y los especuladores financieros, hacen un gran lobby político para imponer ajustes económicos en cada país en tres esferas diferentes:
A) Los presupuestos estatales mediante recortes y privatizaciones; B) el régimen de explotación contra la clase trabajadora, a través de los congelamientos salariales y el recrudecimiento de las jornadas laborales; C) y mejorar la recaudación fiscal con nuevos impuestos, eso sí, sin tocar a los evasores que abundan en las filas de las clases adineradas.
La situación política de Costa Rica no da buenas señales para la burguesía
Costa Rica vive una situación muy peculiar. Recién hace unos pocos meses el candidato oficialista del PLN, Johnny Araya, renunciaba a la contienda electoral. El candidato ganador, Luis Guillermo Solís, del PAC, ganó aplastantemente con 1 millón  300 mil votos. La votación más alta de toda la historia de Costa Rica para una elección.
Sin embargo, una vez entrado el gobierno, el tono de concertación y diálogo mostró el verdadero rostro del PAC, que de manera inflexible trató de desgastar la huelga del Magisterio Nacional, dando las primeras señales de incapacidad para resolver los problemas que heredó del gobierno de Chinchilla.  
No pasó mucho tiempo y también salieron a la luz los escándalos de enriquecimiento en Casa Presidencial, que costó la renuncia de uno de los asesores, así como los crecientes cuestionamientos al Ministro de Presidencia por sus amarres con la Iglesia Luterana. Por último, y no menos importante, la gran debilidad de la bancada del PAC en la Asamblea Legislativa, que es la segunda más fuerte pero una de las más divididas, como lo evidencian los pleitos de Otón Solís contra el diputado cuestionado Víctor Morales y sus defensores del poder ejecutivo, lo cual ha encharcado los planes del PAC en media Comisión de Hacendarios.
La debilidad del gobierno y de la oposición para aplicar el ajuste
A las flaquezas del gobierno le debemos sumar la debilidad del conjunto de los partidos de la burguesía (PAC, PLN, PUSC, Libertario, Cristianos…) para cumplir con los lineamientos de los organismos internacionales, que presionaron fuertemente para que se recortara el presupuesto nacional del 2015 (alrededor de 7 billones 900 mil millones de colones).
Si finalmente se llega a un acuerdo en la sesión del 16 de octubre de la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa, a fin de recortar 297 000 millones de colones, es en medio de fuertes roces entre las bancadas legislativas, ya que el recorte se quería hacer sin alborotar mucho el panal del sector público. Se dejó de lado, por ejemplo, una disminución de 4 000 millones de colones en el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), reflejando la importancia para el PLN y el PUSC del clientelismo político en este sector.
Ninguno de los actores políticos en la Asamblea Legislativa tiene la suficiente fuerza para imponer a los demás un recorte coherente del presupuesto, ni tienen tampoco la solidez para enfrentar el costo político de la aplicación de estos planes de recorte al sector público y la imposición de nuevos impuestos como el Impuesto de Valor Agregado (IVA). Menos aún, la determinación de renunciar a pequeños privilegios como las partidas diputadiles,  que les permiten mantener el andamiaje de clientelismo y chorizos.
En este marco de vacilación, los roces se trasladaron al mismo gobierno, con un enfrentamiento cada vez más duro, entre Luis Guillermo Solís y el ahora diputado Otón Solís, que ha recibido felicitaciones de la Nación y otros sectores de la burguesía, por reclamar coherentemente recorte violento al presupuesto.
Un pequeño recorte, del 1%, sumamente grave
Por lo que señalamos anteriormente, pareciera que el recorte es insignificante. De los 297 000 millones de recorte, sólo 97 000 millones de colones corresponden a gasto corriente de las instituciones del gobierno central. Otros 100 000 millones de colones eran para el pago de intereses de la deuda (que simplemente se posponen), y un monto similar para el flujo de caja (solventable con maniobrillas financieras).
Podría pensarse que el gobierno logró capear el recorte, deseoso de mantener la estabilidad social y económica, y apostando a la política de aumentar los ingresos para reducir el déficit fiscal.
En realidad, este “pequeño recorte” sienta un precedente brutal. Al Ministerio de Educación Pública se le rebajan 13 500 millones y al MOPT unos 10 000 millones, mientras se mantiene incólume el aumento en los gastos de “seguridad” y casi 300 000 millones destinados a las famosas asesorías con que se premia a los amigos de los jerarcas de las diferentes instituciones. En el caso del MEP, los rubros por donde va el recorte (10 500 millones de las Juntas de Educación y Administrativas, 2000 millones de la Fundación Omar Dengo y 1000 millones de Servicios Generales) ponen en evidencia una voluntad de frenar el gasto en Educación. Los presupuestos para que funcionen las escuelas y los colegios van a ser muy afectados, obligando a recurrir a las contribuciones de los padres de familia y actividades para recaudar fondos como los bingos.
Como conclusión, nos parece que el gobierno no tocó a fondo el presupuesto nacional, esperando definir un plan coherente para introducir el IVA y nuevos impuestos. Si el ingreso fiscal no mejora en los próximos meses, sin lugar a dudas el gobierno sub-ejecutará gastos en el presupuesto del 2015 para “ahorrar”. Lo que pone en evidencia el PAC con el pequeño recorte que hizo al presupuesto nacional, es la voluntad de golpear el gasto en Educación y Salud si es necesario.

Levantemos un plan de rescate de la clase trabajadora para enfrentar el desempleo y la crisis
·         Frenemos el ajuste de los ricos contra los pobres
·         Emplacemos al Frente Amplio para que defienda un plan independiente y a favor de las clases populares

El hueco en las finanzas públicas aparentemente es muy serio, un 6,7% del PIB, y podría crecer para el año entrante. El ministro de Hacienda, Helio Fallas, en medio de la discusión del recorte, señaló varias veces, sin embargo, que el monto de la evasión fiscal es superior a este faltante. Aparentemente, para reducir el déficit, el PAC apuesta a mejorar la recaudación fiscal.
En realidad, ningún sector de la burguesía (y el PAC no es la excepción), tiene la intención de meter en cintura a los grandes empresarios y transnacionales que defraudan al fisco. Si fuera así, tendrían que impulsar medidas para sancionarlos fuertemente y en esto es en lo que menos se piensa.
En la lógica predominante en la burguesía, permitir que las grandes empresas defrauden al fisco, es un mecanismo para “estimular” la inversión y el crecimiento económico. Los que tenemos que sacrificarnos somos los de abajo: los trabajadores y el pueblo.

Solo el pueblo salva al pueblo
Debemos sacar las conclusiones de la situación política actual y además identificar por donde podemos encontrar una salida a favor de las clases populares. Las últimas elecciones evidenciaron que sectores empobrecidos fuera del Valle Central, así como gremios laborales y la juventud ven con simpatía opciones de izquierda para enfrentar a “los mismos de siempre”. Y no es cuento, el crecimiento exponencial del Frente Amplio, que pasó de 1 a 9 diputados, nos indica que las coordenadas políticas se reubican hacia nuevas direcciones.
Por lo anterior creemos pertinente emplazar al Frente Amplio para que se distancie de los planes de ajuste que los ricos y los organismos internacionales tratan de pactar en Cuesta De Moras, y que junto a las organizaciones comunales y de trabajadores impulsemos un plan de rescate a favor de la clase obrera y popular: Proponemos a continuación algunos de los puntos que debe contemplar dicho plan:
1.      Incautación de bienes y cárcel a los evasores fiscales: Todos los partidos burgueses se alarman por el “gasto público” pero ni se sonrojan cuando denunciamos que el principal problema es la evasión fiscal. Según las cifras conservadoras del Ministerio de Hacienda, la evasión del pago del impuesto sobre las ventas creció  de un 2% del PIB en el 2010  a un 2,1% en el 2012, rondando hoy la evasión el 7,75% del PIB, suficiente dinero para cubrir el déficit fiscal.
2.      Renacionalización de la Banca para el impulso de obras públicas y desarrollo, a través de planes de construcción de vivienda, modernización del transporte público a través de una red de trenes que interconecte toda la Gran Área Metropolitana y el mejoramiento de la infraestructura vial.
3.      Rescate de la Caja Costarricense del Seguro Social: A través del reclutamiento de los cientos de graduados en las ciencias médicas que hoy se encuentran en el desempleo, para llevar servicios de salud a todo el país. Asimismo el decreto de la jornada vespertina para terminar con las largas listas de espera.
4.      Alto a la guerra en nuestros barrios mediante la organización de las comunidades contra las bandas criminales y la policía corrupta. Estamos hartos de que personas inocentes sufran por el fuego cruzado entre sicarios, como recientemente se evidenció en La Carpio donde murió una niña de 4 años.
5.      Reforma educativa radical: Moratoria a las carreras de educación en las universidades privadas ante el saturado mercado laboral. El subempleo en el Magisterio Nacional está llevando a la desesperación a miles de docentes que no pueden obtener suficientes lecciones para completar un salario digno y sustentable para enfrentar el alto costo de la vida. Proponemos que se reduzcan los grupos en escuelas y colegios a un máximo de 20 estudiantes por clase, se extienda a áreas rurales la educación pre-escolar y se  construyan las aulas, bibliotecas y laboratorios necesarios. El 8% del PIB que constitucionalmente corresponde a la educación, se puede alcanzar si se obliga a pagar el impuesto sobre la renta a escuelas y colegios privados.
6.      Reactivación del agro costarricense a partir de la creación de Consejos Regionales de Producción bajo control de indígenas, trabajadores y campesinado pobre. Con estos organismos de poder popular poner a producir las tierras ociosas y en disputa en favor del pequeño productor nacional, contra los terratenientes y acaparadores de tierra.

7.      Recuperación de la soberanía nacional a través de un plan de telecomunicaciones y puertos. Nacionalización de todas las plantas de cogeneración eléctrica que le venden cara la energía al ICE. Asimismo un alto a la Terminal de Contenedores de Moín, y profundizar los planes de modernización del Muelle Alemán de Limón, y la recuperación de los Muelles de Caldera bajo el control de la comunidad y trabajadores.

Normalistas y familiares mantienen la esperanza de encontrarlos vivos.

por Agencia SubVersiones, Regeneración Radio y Revista Pluma
octubre 16, 2014

Tras 18 días de búsqueda, los familiares de los alumnos desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa acudieron al palacio de gobierno de Chilpancingo a dar muestra de su hartazgo ante la actitud displicente del gobernador Aguirre, quien busca someter su permanencia en el cargo a un ridículo referéndum, para el cual anticipa que el 70% de los guerrerenses estarán de su lado. Es precisamente esa actitud del gobernador, con la que llama a la tranquilidad y a la reconciliación, la que lleva a la gente a realizar acciones más contundentes; mientras sigue dando muestra incesante de su incompetencia al enviar a cientos de policías antimotines con lanza-gases para «dialogar» con los normalistas y padres de los desaparecidos.
Luego de la refriega del día anterior, en la que el palacio de gobierno quedara reducido a las mismas cenizas en que Ángel Aguirre ha convertido al estado de Guerrero, los normalistas de Ayotzinapa acudieron a las instalaciones de Radio UAG, Capital Máxima y ABC Radio para dar su posicionamiento respecto a lo ocurrido horas antes, pero sobre todo, para continuar con la exigencia de presentación con vida de sus 43 compañeros desaparecidos y de justicia por la masacre perpetrada el 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.
Concentración pública para denunciar la desaparición de estudiantes normalistas.
La silenciosa dignidad camina por las calles

Nuevamente, llegamos a la Normal. La pesadez de los días posteriores a la masacre poco a poco se va convirtiendo en una suerte de fortaleza que permite la esperanza entre las familias de los 43 estudiantes desaparecidos. Se han vuelto una gran familia. Madres y padres cocinan día a día mientras se resuelven las tareas cotidianas. Algunos de los familiares van a sus trabajos pero la mayoría se mantiene en la escuela y al pendiente de las investigaciones que realiza el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y la policía ciudadana, quien realiza diversos recorridos por toda la zona de Iguala.
Este martes 14 de octubre, nuevamente las inconsistencias de la Procuraduría General de la República (PGR) a través de su titular, Jesús Murillo Karam, se ven reflejadas en las declaraciones que afirman que los 28 cuerpos encontrados en las fosas de Pueblo Viejo, no corresponden a los normalistas. Por su parte, el equipo argentino desestima la premura con la que se dan estos resultados y asegura que aún no se concluyen los exámenes ni los peritajes necesarios para determinar una información certera. Tal parece que la PGR tiene prisa por cerrar las investigaciones, se tenga o no la precisión necesaria. Es por ello que las familias no confían en el trabajo de la institución federal.
En medio de esta confusión, las familias refuerzan su camino y se niegan a aceptar que sus hijos estén muertos y que –por si fuera poco– las autoridades estatales y federales no atiendan con seriedad su obligación de buscar a los jóvenes, al mismo tiempo que desvían la atención hacia otras notas. Por ejemplo, el día de hoy se dio a conocer en algunos medios locales (en sus ediciones electrónicas) y en otros de alcance nacional como Proceso, que el presunto líder de la organización criminal Guerreros Unidos, Benjamín Mondragón «El Benjamón», estaba muerto según dos versiones distintas, la primera narra que fue abatido en un operativo de la policía federal en la colindancia del estado de Morelos con Guerrero, y la segunda, que se había suicidado.
Muchos han dado ya por muertos a los 43 desparecidos, pero no las familias y ni sus compañeros de la Normal de Ayotzinapa y de los demás planteles a nivel nacional. Las calles de Chilpancingo volvieron a llenarse de personas, una manifestación silenciosa cubrió las principales vías públicas de la capital guerrerense. Portando velas y flores blancas, los casi 2000 manifestantes caminaron desde El Caballito hasta la catedral acompañados por la banda de guerra «Halcones dorados» de la Normal. Luego de la concentración, de muchos rostros indignados, las personas fueron entrando en silencio y poco a poco a la nave de la iglesia. Al interior, cada asistente depositó las flores y las velas hasta formar un altar, momentos antes del comienzo de la ceremonia religiosa.
Desde hace muchos años no éramos testigos de esta rabia y de este dolor, como si se tratara de los años más violentos de la represión en Guatemala o El Salvador; cientos de madres y padres caminaron por las calles exigiendo la presentación con vida de los hijos.
Los daños que no se nombran tanto

Las autoridades han manejado con demasiado hermetismo la información respecto a los normalistas desaparecidos; mientras familiares, policías comunitarios, ciudadanos y gente solidaria siguen sumando esfuerzos en la búsqueda. El despliegue de fuerzas federales ha sido señalado como una burla para el pueblo, debido a los operativos absurdos y la falta de resultados.
Los estudiantes ejecutados extrajudicialmente fueron Julio César Mondragón Fuentes, del Estado de México; Julio César Ramírez Nava, de Tixtla, Guerrero; y Daniel Gallardo Solís de Zihuatanejo, también del estado de Guerrero. En condiciones críticas y aún hospitalizados se encuentran Aldo Gutiérrez Solano y Edgar Andrés Vargas; uno de ellos declarado con muerte cerebral y el otro con pérdida de casi la mitad de su cara. Estas acciones de corte paramilitar, se suman a una serie de múltiples ejecuciones extrajudiciales en muchas otras poblaciones a lo largo y ancho de México.
Se hace necesario señalar esa absurda lógica de cuidar la «plaza», en donde escuadrones de sicarios rondan por comunidades, e inclusive ciudades, con toda la impunidad auspiciada por los tres niveles de gobierno, buscando a enemigos que osen incursionar en sus territorios para literalmente eliminarlos. Grupos armados del narcotráfico controlan grandes extensiones del país a punta de secuestros, extorsiones, robos, desapariciones y asesinatos,  manteniendo en la zozobra a gran parte de la población. La brutalidad y saña con la cual actuaron en contra de los normalistas son muestra de la violencia engendrada por grupos paramilitares, que con formas deshumanizadas y coacción de la policía municipal de Iguala, fulminaron la vida de tres estudiantes aquella noche, así como las de otros civiles, todos inocentes. Las situaciones de riesgo han aumentado con la militarización de varios estados de la República, que lejos de mejorar la calidad de vida, ha resultado todo lo contrario por el aumento de actividades ilícitas.
La movilización solidaria de otros sectores abre las puertas a un nuevo proceso de
reorganización del pueblo para enfrentar al Narco-Estado.
La ilustrada prensa guerrerense 

«Ocho horas de furia, desafío y anarquía» dice el titular del periódico Vértice de Chilpancingo este 14 de octubre, y va acompañado de una imagen del palacio de gobierno de Guerrero incendiándose con un pie de foto que dice «¿Se tolerará esa interrupción?». En su interior, los adjetivos delincuentes y holgazanes se usan constantemente para referirse a los normalistas y profesores, a diferencia de los comentarios hacia el gobernador Aguirre, que lo muestran como «un gobernador abierto siempre al diálogo y con una política incluyente».
Por su parte el periódico El Diario de Guerrero pone en su primera plana «Jornada de violencia: Ningún detenido por los sucesos» y los pies de foto hacen alusión a una frase que es usada tanto en los noticieros locales como en los artículos de opinión «y se dicen los futuros maestros».

Dentro de los medios de comunicación oficiales y conservadores, la táctica de vincular la protesta social con «la violencia pura» o «el destrozo por el destrozo» para provocar el rechazo social y que las demandas verdaderas queden relegadas a segundo plano, ha sido la estrategia seguida por el gobierno de Aguirre para presentar a los normalistas y maestros como delincuentes y no como luchadores sociales. Estos discursos ponen en contra a ciertos sectores y radicalizan a los grupos más conservadores exigiendo una represión directa y más abierta, con el único fin de aislar al movimiento.

jueves, 23 de octubre de 2014

¡APOYEMOS LA HUELGA DE SINTRAJAP! ¡No permitamos que destruyan los muelles nacionales de Limón!

¡No permitamos que destruyan los muelles nacionales de Limón!
Cerrando esta edición, el miércoles 22 de octubre SINTRAJAP comenzó una huelga en defensa de los muelles nacionales, amenazados con quedar sin carga, por el monopolio de la carga y descarga de contenedores que se le otorga al nuevo puerto, que construiría la transnacional holandesa APM Terminals, en Moín.

El Presidente Solís salió a amenazar a SINTRAJAP con eliminar los “privilegios” que le da la convención colectiva a los trabajadores(as), y el ministro de Seguridad Celso Gamboa hizo un operativo militar para expulsar a los huelguistas de las instalaciones de JAPDEVA y abrir paso a la contratación de rompe-huelgas. El gobierno quiere aplastar la huelga para sacar de la lucha social a un sector del movimiento obrero que ha sido muy combativo y era un obstáculo para la privatización de los muelles. Se pone en evidencia así, el carácter anti-obrero y reaccionario del gobierno de Solís. Critica los recortes en el presupuesto nacional porque no le cuesta nada, se cocinaron en la Asamblea Legislativa, pero simultáneamente defiende los privilegios otorgados a la APM Terminals e intenta golpear económicamente a los trabajadores de JAPDEVA, destruyendo la convención colectiva para reducir los salarios y obligarlos a trabajar más.

Fracasó la estrategia de SINTRAJAP de dar la pelea en los tribunales, confiando en que un sector de los exportadores rechazaban también la concesión por las tarifas altas que se le otorgaban a APM Terminals. La semana pasada un Tribunal Contencioso-Administrativo avaló el contrato para la concesión. SINTRAJAP lanza la huelga sin haber preparado la movilización de los sectores populares de la provincia, para volcar a la lucha a todo el pueblo limonense, y en un momento de gran postración del movimiento sindical y popular a nivel nacional.

Desde el PRT, llamamos al conjunto del movimiento obrero y popular a apoyar resueltamente la huelga de los muelleros de Limón. Proponemos a SINTRAJAP, que convoque a un Encuentro Nacional en apoyo de la Huelga, contra los recortes en el presupuesto nacional que afectan el gasto social del Estado y para obligar al gobierno a pagar la deuda con la CCSS. 

Anoche, al ser las 6pm ya habían reportados 68 arrestos
contra los manifestantes de los muelles de Moín.
Hay que sumar fuerzas a la lucha de los muelleros limonenses.
El lunes 20 de octubre, Albino Vargas, el “capo” de la ANEP, convocó a una marcha, para protestar contra el alto costo de la vida y los recortes a varios ministerios en el presupuesto nacional. La participación fue escasa, unos 800 manifestantes de algunas de las instituciones afectadas, reflejando lo menguada que está la ANEP. Sin embargo, frente a la postración e inercia del resto del movimiento sindical, Albino queda bien colocado, puede culpar a los otros burócratas sindicales por la desmovilización que prevalece y pretender que es más combativo. Las dirigencias del magisterio nacional, que se llenan la boca hablando contra la amenaza del salario único, no llamaron a la marcha, ni proponen ninguna medida de movilización contra los recortes, pese a que el MEP es la dependencia más afectada.

Esta inercia se complementa, además, con el tono declarativo con que el movimiento sindical viene asumiendo la lucha en defensa de la Caja. A la cantaleja de que la Caja está quebrada y hay que contemplar de emergencia un plan para salvarla (que al buen entendedor sólo significa que se quiere aumentar la cotización de las y los trabajadores y la edad para pensionarse), se le añadió ahora, la intención del gobierno de “analizar” si lo que le debe a la Caja son realmente 750 000 millones de colones. Es evidente que el gobierno está en una política de darle largas al problema de pagar, pero las organizaciones sindicales y populares que han venido agrupándose para defender la Caja, no pasan de señalar que es necesaria la movilización para obligarlo a negociar una agenda de lucha que han elaborado.  


Urge un Encuentro de todas las organizaciones obreras y populares del país, para definir los ejes de una lucha unitaria en defensa de los muelles nacionales de Limón y por las principales reivindicaciones populares. Comenzando el mes de noviembre, se debe concretar una primera jornada nacional de huelga. 

martes, 10 de junio de 2014

¿Qué pasó con la Huelga de Magisterio?

APSE: Las debilidades de conducción en la pasada huelga

¡Qué mal que la dirigencia no quiera recibir críticas!
El acuerdo para levantar la huelga dejó al Magisterio Nacional con un mal sabor. Hay la sensación de que el gobierno no va a poder pagarle a todos las compañeras y compañeros afectados, y serias dudas sobre el mecanismo para resolverles la situación. Al cierre de esta edición, sábado 8 de junio, calculamos que unos doscientos o trescientos compañeros seguirán en el calvario, si no más. Aunque el Arzobispo le rece a la Virgencita de los Ángeles no vemos que se les vaya a resolver la situación rápido.
En la Comisión de Luchas de la APSE, un órgano asesor de la Directiva Nacional, desde el inicio del conflicto varios compañeros dimos nuestros puntos de vista y las más de las veces no se nos hizo mucho caso por la estructura caudillista de la APSE, donde la Presidenta define todo (con un superasesor) marginando hasta la Directiva Nacional.
No decimos, evidentemente, que si se hubiera hecho caso a todo lo que se planteó en la Comisión de Lucha las cosas hubieran ido mejor. Desde el comienzo mismo de esta lucha, fue claro que la cúpula de la APSE no la quería y este hecho marcó el tipo de conducción que se le dio. El peor resultado de esta huelga, es que la APSE retrocedió en el funcionamiento democrático de sus estructuras.
Ante el malestar que existe en las bases, nos parece una torpeza de la dirigencia de la APSE culpar de todos los problemas a las dirigencias del SEC y la ANDE, que evidentemente estuvieron en una competencia con la APSE, y después querían entregar la lucha. La dirigencia de la APSE debe analizar en qué falló, y volcarse a garantizar que hasta al último compañero se le pague.
Las insinuaciones que se hicieron en el Consejo Nacional de hoy, de juicios políticos contra activistas que han acusado a la dirigencia de traición, son una barbaridad estalinista, propia de los peores tiempos del Partido Vanguardia Popular, a las que todo el activismo de la APSE debe oponerse. Personalmente siempre hemos denunciado este tipo de críticas sin fundamento, el problema es que cuando se convierte en crimen criticar a la dirigencia morirá la democracia sindical y se dará inicio a una APSE no muy diferente de la ANEP de Albino Vargas.
Algunos problemas en la conducción de la lucha:
Cuando comenzaron los problemas con el primer pago bajo Integra II, personalmente planteamos en la Comisión de Luchas, que se tomaran de inmediato medidas de presión (piquetes frente a Rofas, vigilias en la casa de Garnier, un emplazamiento a Solís y la futura ministra para que se presentaran al MEP a presionar por la solución del problema), con el fin de preparar la huelga, si los problemas no se resolvían en el siguiente pago. La dirigencia de APSE no lo hizo y sólo cuando ya la huelga era un hecho en muchos colegios, reaccionó y llamó a la huelga a partir del lunes 5 de mayo. Ana Doris González, la Presidenta de la APSE, ha dicho varias veces en público, que los que iniciaron la movilización en Rofas fueron unos “irresponsables”. Terrible actitud, que se explica porque algunos de estos colegios los dirigen compañeros de la tendencia opositora. Señalamos esto, porque un problema de la lucha va a ser el intento reiterado de la dirigencia de la APSE de impedir cualquier voz crítica, lo que llevó a permitirle al SEC y la ANDE que manejaran las movilizaciones en San José como quien moviliza ganado, sin permitir que las bases tomaran iniciativas propias y con una manipulación descarada en las asambleas (como ocurrió en la huelga del 95). La dirigencia de la APSE terminó siendo víctima de este clima de irrespeto, pero contribuyó al mismo, con las maniobras antidemocráticas (no tan evidentes) para frenar la discusión política sobre el curso de la huelga en las estructuras de la APSE.   
A las bases del Magisterio Nacional no se le puede criticar falta de sacrificio y disposición para la lucha. Tampoco se puede señalar que el movimiento se iba a caer en primaria y justificar así una negociación que deja dudas. Si el movimiento tendía a debilitarse, fue por la propia conducción de la lucha. No sólo no hubo ninguna claridad sobre cómo podía resolverse el problema del pago. Además, la huelga se hizo sin ningún plan de lucha para coordinar la movilización a nivel nacional y no gastar las fuerzas en movilizaciones regionales aisladas. Cuando en la APSE se hacían observaciones sobre la necesidad del plan de huelga, la dirigencia pretextaba que existía un Comando Nacional que era el que decidía. Era evidente, sin embargo, que las movilizaciones se inventaban de un día para otro, para no  permitir que las bases desplegaran iniciativas propias más creativas. En San José era lo que los “comandantes”  decían y pare de contar.
Con la empiria que los caracteriza, los “comandantes” no se plantearon el problema “técnico” que dificultaba la resolución del pago, y con mucha ligereza se le echó la culpa del problema a Integra II y se agitó como demanda central del movimiento que se volviera al programa anterior. Es claro que Integra II tiene anomalías y con el atraso del MEP para procesar la información la situación se agudizó. Garnier se desentendió de lo que podía pasar con el cambio de programas para dedicarse a levantar su imagen y el procesamiento de datos en el MEP fue caótico. Lo que señalamos desde el principio en la Comisión de Luchas de la APSE, es que de repente deshacerse de Integra II no era tan fácil y que había que buscar asesoría para caracterizar bien la situación. Aunque al final se nos hizo caso, fue sólo lentamente y sin explicar al movimiento la verdadera situación.
Peor aún, no se hizo mayor presión sobre la Fiscalía del Estado, la Contraloría y otras instituciones que tendrían que investigar el chorizo de Integra II y la responsabilidad de Garnier en el desastre que sufrimos, permitiendo una ofensiva de La Nación para salvarle la cara y denunciar que se nos habían pagado 29 000 millones de más y que Integra II venía a poner orden.
La negociación con el gobierno se asumió, dejando de lado lo que desde la Comisión de Lucha se había señalado como prioritario: que el gobierno declarara emergencia nacional el pago de nuestro salario. Seguimos creyendo que este es un aspecto importante para que haya mayor garantía de que va a pagar rápidamente a las y los compañeros que sigan afectados, aparte de que le daba al gobierno una armazón legal para implementar cualquier medida y a nosotros nos fortalecía en cualquier demanda posterior. Mocioné en este sentido en la asamblea de San José del lunes 1, y sin ninguna protesta de Ana Doris González, el Presidente de la ANDE maniobró vulgarmente para que no se discutiera.
¿Quién negoció con el gobierno? 
Aunque ahora se diga que las dirigencias de la ANDE y el SEC querían tirar la toalla y la APSE no, lo cierto es que la cúpula de la APSE mantuvo contactos con el gobierno, a través de Pablo Zúñiga, principal asesor de la Ministra. La propuesta de acuerdo final emanó de la dirigencia de la APSE.
Esto en sí no es un crimen ni una traición. Lo que nos dejó preocupados, es el retroceso antidemocrático en la discusión de las propuestas y el proceso de la lucha. Veamos algunos hechos:
1.- En la Asamblea de Presidentes de Base del martes 6 de junio, no se votaron mociones. La dirigencia dejó que se prolongaran las intervenciones, y finalmente dio una salida pasándoselas a la Comisión de Luchas, incluso algunas en el sentido de que se nombrara un comité de huelga. Votamos por la medida de suspender la votación de las mociones porque en algunas se planteaba como salida al pago dejar de aplicar Integra II, y nos parecía que no se podía definirlo sin una consulta técnica. (Este problema no lo señaló la dirigencia). En realidad, muchas mociones pudieron haber sido votadas casi de consenso o desechadas por incoherentes si la Mesa hubiera querido orientar la votación. En la Comisión de Lucha se revisaron, pero la dirigencia no informó de la suerte de todas y es un mecanismo que si sienta precedente anula el carácter decisorio de la Asamblea de Presidentes de Base.
2.- Reforzando esta tendencia a hacer un órgano de puro “berreo” a la Asamblea de Presidentes de Base, el sábado 31 de mayo no se puso en discusión la propuesta de negociación. El problema es, repetimos, que si la Asamblea de Presidentes de Base no puede discutir y votar sobre los aspectos políticos centrales de la huelga, entonces el órgano murió como expresión de democracia sindical.
3.- Ya había ocurrido lo mismo en el Consejo General del viernes 23 de mayo.  Esta instancia política de la APSE se reunía en el 2º piso de JUPEMA y Ana Doris González informó que la Ministra iba a llegar al 5º piso y tenía que irse a negociar, pero no advirtió que había una propuesta de las organizaciones y no se la dio a conocer al Consejo General. Peor aún: Fue horrible que el domingo convocaran a la gente de San José al Parque Central para llevar la propuesta al Rofas, y en la mañana del lunes decidieran convocar a la ADEP para hacer consulta a las bases. ¿A quién se le había olvidado este detalle de la consulta?
¿Qué perspectivas para el Magisterio Nacional?
Una lucha que se prolonga tanto, provoca desgaste en los contendientes, si ninguno obtiene un triunfo contundente. El Gobierno de Luis Guillermo Solís se ha mostrado incapaz y represivo, al extremo de que amenaza con la intención de prohibir totalmente las huelgas en el sector público. Se ha hecho evidente que hay una continuidad con el gobierno de Chinchilla.
Para el Magisterio Nacional, la lucha deja cansancio y una agenda de otros problemas que la dirigencia dejó expresamente de lado pretextando que debía centrarse en la negociación del pago, fundamentalmente, la pelea por recuperar el salario con el reajuste salarial por la inflación acumulada que el gobierno debe hacer para el II semestre y la defensa de nuestros regímenes de pensiones.
Esta visión estrecha le ha dejado a la ANDE apropiarse del triunfo colateral que tuvo la lucha cuando  el Consejo Superior de Educación anuló las reformas a los programas de Estudios Sociales que había promovido Garnier contra el parecer de los docentes de esta materia. Es un triunfo importante, porque es la primera vez (hasta donde tenemos memoria) que las “vacas sagradas” de este órgano echan atrás con una decisión que tomaron. La APSE tiene la oportunidad de articular ahora una lucha, para que se revisen las otras reformas que impulsó Garnier, como la de los programas de Matemática. Reformas desastrosas, porque eliminan contenidos, en función de “alivianar” la formación de las y los jóvenes de los sectores populares, destinados en la óptica neoliberal a ser mano de obra barata y por tanto sin necesidad de mucha formación teórica y conocimientos científicos.
Después de la huelga, el activamiento del Magisterio Nacional pasa por revivir la democracia en las estructuras de la APSE para hacer balance de la huelga sin ninguna mordaza y tomar pequeñas medidas de movilización que arranquen las luchas que hay que dar.
La diferenciación política de la APSE en la pasada huelga, con relación a la ANDE y el SEC, que demostraron que tienen al frente burócratas no muy sanos, era convertirse en la campeona de la democracia participativa. Hay que recuperar ese método, o la decepción se apoderará de muchas bases.