lunes, 15 de enero de 2018

No vote por corruptos ni explotadores Vote por Jhon Vega, del Partido de los Trabajadores

Llamado del PRT

En el Partido Revolucionario de las y los Trabajadores (PRT) consideramos que las elecciones es el espacio utilizado por los ricos para engañar al pueblo y dar la falsa ilusión que “el pueblo decide” cómo gobernar. ¿Acaso el pueblo votó por el Cementazo, por la evasión de impuestos o por el congelamiento salarial? La realidad es otra: Hemos sido gobernados por partidos de los ricos, de diferente color pero con la misma convicción de mantener privilegios para los que más tienen. Entendiendo esta realidad, apoyamos las candidaturas clasistas del Partido de los Trabajadores y proponemos convertir las campaña electoral en una tribuna para denunciar las injusticias y proponer un avance en la organización de la clase trabajadora para defender sus intereses por sí misma.

Desempleo, empleos mal pagados o con excesivos abusos de los patrones. Esa es la realidad de una porción importante de familias del campo y de la ciudad. Y hace cuatro años, muchas de estas familias confiaron su voto a Luis Guillermo Solís de un partido, el PAC, que se presentaba como el gobierno “del cambio”. Pero muy pronto se reveló el verdadero rostro del Luis Guillermo Solís: un gobierno de PACquete, un gobierno de los ricos. El Cementazo es apenas una pequeña revelación de los millonarios negocios que se tejen entre Casa Presidencial, Asamblea Legislativa y la Corte. Hoy, el sentimiento de desilusión invade todas las calles y hogares. Muchas personas piensan en no votar, o en “probar suerte” con algún partido tureca. Y nuevas desilusiones vendrán. 

Conociendo esta realidad, le invitamos a votar por la única candidatura presidencial con independencia de los partidos de los ricos, de los grandes empresarios y de los evasores de impuestos: Es la candidatura de Jhon Vega Masís, del Partido de los Trabajadores – PT. Sus propuestas a favor de la clase trabajadora deben ser de su interés. 

¡Cárcel y confiscación de bienes a políticos y empresarios corruptos!
¡Por un gobierno de la clase trabajadora y campesina!
¡Este 4 de febrero vote por Jhon Vega! 
¡Vote por una opción de las y los trabajadores!


lunes, 11 de diciembre de 2017

Honduras: Contra el fraude electoral, insurrección popular


-  Es necesario convocar una asamblea barrial y de las organizaciones de trabajadores 
y campesinos para guiar las acciones del paro nacional contra JOH y el régimen golpista

- La salida ante el fraude no es pedir más recuentos o hacer nuevas elecciones con un 
TSE corrupto... hay que organizar un movimiento por la Asamblea Nacional Constituyente

Desde el PRT venimos siguiendo los eventos de los últimos días dónde heroicamente el pueblo hondureño ha salido a las calles y ha desafiado el toque de queda del ilegítimo gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH). Algunas organizaciones comunitarias de Honduras han presentado la denuncia de un fraude en las elecciones nacionales del 26 de noviembre. En este comunicado pretendemos resumir algunos hechos que dan forma a la actual crisis política del país hermano, así como algunas ideas para dar una salida en favor del pueblo trabajador y campesino que ha impuesto las protestas callejeras como mecanismo para expresar su descontento.
La crisis política abierta en Honduras tras las elecciones del 26 de noviembre tiene como telón de fondo la decadencia del régimen reaccionario levantado tras el golpe de 2009. En aquella ocasión fue expulsado del gobierno el entonces presidente Zelaya, por un conflicto a lo interno de las fracciones burguesas hondureñas. Las fuerzas militares respaldaron a un ala de la burguesía encabezada por el presidente del legislativo, Micheletti, y cercana a la embajada yankee con el propósito de frenar un gobierno que se acercaba a los gobiernos progresistas de Venezuela, Bolivia, Brasil, a través del ALBA y Petrocaribe… Y este golpe se sostuvo y “limpió” su imagen tras unas irregulares elecciones donde ganó Porfirio Lobo en 2009. Así Honduras fue readmitida en la OEA en 2011. Más tarde, en 2013 el Partido Nacional vuelve a ganar las elecciones con JOH, quien actualmente busca reelegirse. 
Desde la realización de la elección el 26 de noviembre, donde se enfrentaron en los primeros lugares la Alianza Contra la Dictadura, y el oficialista Partido Nacional, se han sucedido una serie de irregularidades como la suspensión del conteo, y un sospechoso repunte en la cantidad de votos a favor de JOH. Ante los cuestionamientos en las instituciones y la movilización en las calles, sumamos ya dos semanas de crisis política con un saldo de 1200 detenciones, 14 muertes, un paro EN salud, acuartelamientos en algunas unidades de la policía, tarifazos en los transportes, saqueos y amenazas de más represión desde las filas del gobierno. Este lunes 11 de diciembre, ante el recuento de más de cuatro mil actas, el magistrado Matamoros anuncia que “la variación es mínima” ratificando a JOH como el ganador en las elecciones. La respuesta de las bases no ha tardado y ya se anuncian medidas de presión para enfrentar el fraude. El problema es que la dirección de las protestas, alrededor de del candidato de la Alianza, Salvador Nasralla, y con la asesoría de Mel Zelaya, sigue apostando en las denuncias ante el fraudulento TSE, exigiendo más recuentos. Como dirección burguesa que son, no quieren orientar a que el movimiento de masas tome en sus manos dar salida a la crisis. 

En las protestas barriales está el ejemplo para enfrentar el fraude. Claramente, las movilizaciones en Honduras han tenido un tinte insurreccional en cuanto las masas populares desafiaron y rompieron el toque de queda con los cacerolazos del 4 y 5 de diciembre. El paro de la policía y su pronunciamiento apelando a que se estabilice la situación, da evidencia de fisuras en las alturas, pues si bien la correlación de fuerzas ha sido favorable al régimen golpista desde el 2009, se ha visto deteriorada por el creciente descontento de las masas populares. JOH ha jugado un papel de bombero comenzado a dar concesiones a los sectores que han dado apoyo a las protestas contra el fraude. Por ejemplo, a los policías les adelantó el pago del aguinaldo, y también al sector salud le está prometiendo el pago de deudas a tres años plazo.
Contra toda ilusión de una salida negociada, hay que profundizar las medidas de lucha hacia una jornada unificada de lucha contra la reelección de JOH y exigir se anulen las elecciones fraudulentas. Desde el PRT creemos que el pueblo trabajador, que hoy está en las calles denunciando el fraude y poniendo el cuerpo para enfrentar al mal gobierno de JOH y el Partido Nacional, debe dotarse de una ASAMBLEA BARRIAL, OBRERA Y POPULAR para darle una salida en favor de la mayoría pobre de Honduras, y definir un día y una hora para un Paro Nacional contra el Fraude, colocando en la mesa de discusión no sólo las reivindicaciones democráticas contra fraude consumado desde el gobierno de JOH y la podredumbre del Tribunal electoral. Creemos necesario que se articule un amplio movimiento por una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, con representación de las organizaciones barriales, de trabajadores, campesinado e indígenas... y así permitir a las masas populares defender las más elementales libertades democráticas que han sido pisoteadas por el gobierno de JOH. Fue el régimen “democrático” de Honduras el que favoreció el asesinato de Berta Cáceres, el que permite el florecimiento del narco y avala el saqueo de los recursos naturales, el que acompaña la persecución a las comunidades indígenas y el que se cruza de brazos ante el asesinato de periodistas y campesinos.
Desde Costa Rica consideramos necesario coordinar un espacio de solidaridad internacionalista que sirva de instrumento de presión y denunciar el silencio cómplice del gobierno costarricense ante los abusos de las autoridades hondureñas.

¡Contra el fraude electoral, insurrección popular!
¡Por un paro nacional en Honduras que una los esfuerzos del campo y de la ciudad!
¡Es hora de una asamblea nacional constituyente que permita la refundación de una Honduras en favor del pueblo trabajador y campesino!
¡Sólo el pueblo salva al pueblo!

11 de diciembre del 2017. San José, Costa Rica.
PRT – Partido Revolucionario de las y los trabajadores

domingo, 3 de diciembre de 2017

UNAS ELECCIONES MARCADAS POR EL ESCÁNDALO DE CORRUPCIÓN DEL “CEMENTAZO”


Pronunciamiento del PRTcr - 3 de diciembre del 2017

Se acerca la tregua electoral por la Navidad, y es como si no se estuviese en campaña electoral. Los mensajes televisivos y por otros medios, las vallas, los piquetes y los debates de los candidatos se han intensificado, pero pasan desapercibidos en medio de una gran indiferencia de la población. “El cementazo”, al salpicar a Casa Presidencial, a Cuesta de Moras  y al Poder Judicial, terminó de desacreditar a estas instituciones, reforzando la apatía que había desde antes por las elecciones. La prensa no puede dejar de informar sobre la telaraña de corrupción que tejió Juan Carlos Bolaños en las cúpulas del estado, pero al mismo tiempo, sintiendo el malestar social tan profundo que existe, recurre al fútbol y los accidentes para desviar la atención y adormecer a las grandes masas populares. Todo lo cual, ciertamente, ayuda a mantener un clima frío para las elecciones. 
A principios de año, en un documento de nuestro Congreso, señalábamos que parecía que la agenda del gobierno iba a quedar congelada y que a Álvarez Desanti, que probablemente iba a ser el ganador de las elecciones, por haberse recompuesto el PLN y encontrarse muy mal el resto de los partidos burgueses, le iba a tocar el “chicharrón”. Luis Guillermo Solís dejó pasar el 2016 sin pisar con fuerza el acelerador para imponer los proyectos tendientes a desmantelar los pluses salariales y aumentar el peso de los impuestos indirectos que pagan los sectores populares (con la transformación del Impuesto de Ventas en IVA y su extensión a muchas actividades de servicios antes no gravadas).   
La aprobación de la Ley de Recurso Hídrico (que despeja el camino para una mayor privatización de este recurso) hace entrever, sin embargo, que no es descartable que en estas últimas semanas de esta legislatura, se logre aprobar la Ley de las Reglas Fiscales (para frenar el crecimiento del presupuesto nacional poniendo un tope al déficit) y el paquetazo de impuestos. Hacienda logró asustar sobre la dinámica de crecimiento de la deuda, que no se estaría conteniendo ni con el presupuesto súper-recortado que viene para el año entrante. En realidad, si el “cementazo” no hubiera estallado, consumiendo energía en las cúpulas del Estado y los partidos burgueses para consensuar hasta dónde se destapa y a quién se “sacrifica”, es muy probable que la agenda estuviera saliendo, por la postración de las dirigencias más importantes del movimiento de masas.  
Las burocracias sindicales no han querido dar ninguna lucha seria contra la camisa de fuerza salarial que mantiene el gobierno, se tragaron el aumento de la cuota obrera en el IVM y con su participación en la Mesa de Diálogo sobre la reforma al IVM han preparado el terreno para terminar aceptando el aumento de la edad para pensionarse y la disminución del perfil de beneficios a un 40% del salario de referencia para la pensión por la Caja Al aceptar que las platas de los fondos de ahorro obligatorio (el ROC y el FCL) se sumen a la pensión del IVM, están anticipando la disminución del perfil de beneficios a un 40%. 
En el terreno del desmantelamiento de las pensiones el gobierno avanzó al modificar en la Asamblea Legislativa el régimen de los empleados judiciales, frenar el regreso de varios miles de educadores al régimen del Magisterio (El Fondo de Capitalización de la Ley 7531) y rechazar el aumento de 0,66% en la cuota del estado en los regímenes de pensiones de la Caja (que había decretado la Junta Directiva para elevar el aporte estatal a un 1,24%). Esta batalla no la quisieron dar ni el Frente Amplio (el gobierno no presupuestó recursos para el aumento en el presupuesto nacional del 2018) ni la burocracia sindical.  

LA CAPITULACIÓN DEL FRENTE AMPLIO A SOLÍS LE VA A COSTA CARO ELECTORALMENTE 
Luis Guillermo Solís había recompuesto su figura con una campaña mediática para mostrarlo al frente de la ayuda a los damnificados por el huracán Otto. Pareciera ahora que el “cementazo” ha gastado su figura, lo que quizás ya no tiene mucha importancia al estar a punto de terminar su gestión al frente del Ejecutivo. La burguesía, sin embargo, ha tratado de no denunciarlo frontalmente, para no comprometer más la institución presidencial, necesaria para la estabilidad del régimen democrático-burgués costarricense. 
Tal y como hemos venido señalando, este escándalo de tráfico de influencias en las cúpulas del estado burgués, pone en evidencia que la burguesía costarricense ha caído en las mismas prácticas gansteriles que privan en los sectores más poderosos del capital internacionalEn el caso costarricense especialmente a través de Panamá. La evasión fiscal se ha convertido en una práctica normal y ante el crecimiento de la deuda y del déficit es inevitable por eso que venga un ataque aún más brutal al nivel de vida del pueblo costarricense.  
La capitulación de las burocracias sindicales a este gobierno ha sido impulsada desde el primer momento por la política de colaboración con el gobierno que ha tenido el Frente Amplio, facilitando en la Asamblea Legislativa proyectos como el engaño de la Ley de lucha contra el fraude fiscal o acuerpando la Ley procesal laboral (que pone aún más obstáculos a la huelga en el sector público). 
Del apoyo y la complacencia de Gerardo Vargas y Patricia Mora por el nombramiento como magistrado de Celso Gamboa, ahora se pasa a sostener a la nueva Fiscal General Emilia Navas en la investigación del “cementazo”. Ni por asomo les pasa por la cabeza la necesidad de movilizar a las trabajadoras(es) y el pueblo para destapar la corrupción e imponer cárcel a los empresarios y los jerarcas del estado que han estado coludidos. 
Pese al giro demagógico, por la cercanía de las elecciones, del Frente Amplio, pasando de impulsar la reforma a la Ley de Recurso Hídrico a oponerse, es claro que la capitulación al gobierno le ha enajenado el apoyo de una gran parte de la vanguardia que encabezó la lucha contra el TLC, que lo siguió en las pasadas elecciones. 

NO PODEMOS VOTAR POR NUESTROS ENEMIGOS DE CLASE: LOS PARTIDOS DE LOS RICOS 
En números anteriores de Bandera Roja hemos señalado que el gobierno tuvo primero que sacrificar a la Junta Directiva del BCR, para que no se viera más quemado Luis Guillermo Solís, que tuvo que romper también con Morales Zapata. Es evidente que los directivos del BCR tenían por misión facilitar crédito a empresarios ligados al PAC y Morales Zapata abría camino a los recomendados por el “gran jefe”. No creemos que el PAC logre levantar cabeza de aquí a febrero. 
La relación íntima de Juan Carlos Bolaños con Otto Guevara y la condena que tuvo recientemente este partido por fraude en el financiamiento con fondos públicos de la campaña electoral anterior, deja muy mal parado también a Otto Guevara. Igualmente quemado, aunque puede estar trascendiendo menos, queda el PUSC por los contactos de algunos de sus diputados con Juan Carlos Bolaños.  
El que menos salpicado está es el PLN, pese a la relación de Bolaños con el diputado Rolando González. Esto mantiene en primer lugar de la carrera electoral a Alvarez Desanti, pese a que su figura no despierte mucho entusiasmo.  
El caso del “cementazo” no ha podido ser capitalizado ampliamente por Juan Diego Castro (PIN), porque pese a su discurso securitario facistoide, aparece como una figura más del sistema. El “sprint” final, no obstante, pareciera que será entre él y Desanti, que probablemente mantenga una ventaja de varios puntos, aunque aumente la abstención. 
Todos los partidos burgueses, fundamentalistas evangélicos y PASE incluidos, tienen mucho desgaste y no van a poder introducir un elemento de entusiasmo en la campaña electoral en torno a sus candidatos. 

INVESTIGACIÓN Y CASTIGO DE LOS FISCALES, JUECES Y MAGISTRADOS CORRUPTOS 
A diferencia del Frente Amplio, no hacemos ninguna apuesta por fiscales y magistrados que defienden la institucionalidad burguesa y tratan de limpiar un poco al Poder Judicial de toda la podredumbre que ha aparecido en su seno. Sólo la fuerza del pueblo trabajador movilizado puede frenar la corrupción. Los jerarcas del Poder Judicial responden a los intereses de la burguesía y siempre serán enemigos nuestros. 
La fracción de Chavarría y Celso está muy golpeada, lo que se expresa en el hecho de que Chavarría ya se va a acoger a la pensión. Difícilmente, Celso va a poder sostenerse, lo que deja muy debilitado al sector más fascitoide dentro del poder judicial. Está por verse si Carlos Chinchilla, el Presidente de la Corte, que está hasta la nariz comprometido en la decisión de la Sala Tercera que desestimó el procesamiento de Otto Guevara y Morales Zapata por la relación con Juan Carlos Bolaños, no termina también en la picota. Hay que señalarlo como el corrupto que es y obligar a que se le procese. 

LLAMAMOS A VOTAR POR JOHN VEGA Y LAS CANDIDATAS(OS) DEL PT y del NSP. 

El PRT ha venido insistiendo, en que este entramado de corrupción y el de Holcim, la Trocha en que se está transformando la carretera a San Carlos, el negocio raro que se teje con la carretera a San Ramón y otras cosas turbias que están apareciendo en este gobierno o se arrastran desde hace rato, sólo se pueden destapar si los sectores populares se movilizan, sacan la podredumbre a la luz y presionan para castigar con cárcel y expropiación de los bienes mal habidos a los jerarcas y los empresarios corruptos y evasores del fisco. 
El movimiento de masas no puede depositar ninguna confianza en las instancias y jerarcas del estado burgués. Las luchadoras y los luchadores sociales tenemos que organizarnos cuanto antes para  avanzar en esta perspectiva. 
No podemos ceder ni al entoxicamiento del futbol, ni a la fanfarria electoral. LA LUCHA NO ESPERA. 
EL PRT llama a las trabajadoras(es) y a todo el pueblo, a no dejarse engañar de nuevo, a no darle el voto a los candidatos del PLN, del PIN, del PUSC, de los libertarios, del PASE, los fundamentalistas evangélicos y otras turequillas. Todos son enemigos nuestros.  
Llamamos a votar por John  Vega, del PT, representante de una pequeña organización de trabajadoras (es) y gente del pueblo.  

¡La lucha contra la corrupción sólo triunfará con la movilización! 
¡Ni un voto a los partidos de los ricos! 
¡Votemos por John Vega del PT!