viernes, 1 de mayo de 2020

Bandera Roja - Edición en línea

Aquí puede visualizar la edición de Mayo de Bandera Roja. Click aquí o sobre la imagen
https://drive.google.com/file/d/1AS44jl424iHWyy624y_jhgqyzAetWiIC/view?usp=sharing

En esta edición encontrará estos artículos:

 
______________________________

Editorial

¿QUÉ HACER?
Frente a la embestida del Gobierno PAC-quetazo y su sometimiento absoluto a las
cámaras empresariales, capitaneadas por la UCCAEP, y a los organismos
financieros del imperialismo como el Banco Mundial, se evidencia en el hecho de
que todo el plan de Carlos Alvarado y compañía (aparte de algunas limosnas
misérrimas como el tal plan proteger), está diseñado para que los ricos sigan
haciendo clavos de oro con el sudor, el hambre y el sacrifico de la clase trabajadora,
ocupada y desocupada, formal o informal.
El PRT ha elaborado unos apuntes para entender la caótica situación mundial que
se nos viene encima y una declaración, firmada con camaradas centroamericanos,
para preparar la lucha desde la trinchera del pueblo organizado democráticamente.
Ambos textos, que llamamos al lector a estudiar, se encuentran en esta edición.
En primer orden, no podemos permitir que con la enorme desigualdad social y en
medio del azote de la pandemia del COVID-19, se desmantele y privatice la salud
pública y la seguridad social (CCSS), como pretende hacer la mafia de la oligarquía,
en asocio con las corporaciones médicas transnacionales. Más que nunca, la
defensa del seguro social debe ser una bandera que unifique a todo el pueblo.
De la misma forma, debemos hacer la más amplia unidad de acción para que no
desmantelen al INAMU, y más bien exigir con más fuerza se le suministren todas las
medidas de contracepción a la mujer para que puedan decidir libremente sobre su
maternidad y vida sexual.
Por otra parte, pese a nuestras diferencias con el Frente Amplio y el PT, hemos
llamado a su dirigencia, y a la de todas las organizaciones de izquierda, obreras,
campesinas, comunales, feministas, ambientalistas, a organizar un plan de acciones
unitarias urgente, ante la arremetida del gobierno y los patronos. Hasta el momento
no hemos recibido respuesta, pero seguimos insistiendo.
Por último, nos negamos a que se utilice la pandemia para desmovilizar y
desorganizar mansamente al movimiento popular. Este 1 de mayo, a las principales
organizaciones sindicales y populares las llamamos a organizar una movilización,
con las medidas de bioseguridad requeridas, con ejes muy precisos : 1) defensa de
la CCSS, ninguna forma de privatización 2) No pago de la estafa de la deuda
externa e interna, 3) Seguro de desempleo digno para trabajadores y trabajadoras
formales e informales 4) Impuestos progresivos al gran capital. 5) Agua potable y
vivienda digna.
¡Solo el pueblo: salva al pueblo!

jueves, 30 de abril de 2020

Quince medidas para enfrentar la embestida capitalista en tiempos del COVID-19


Propuesta para la clase trabajadora y sectores populares explotados y oprimidos
La pandemia del COVID-19 se agudiza día a día y las medidas de los gobiernos de los capitalistas, solo buscan descargar todo el peso de la crisis sobre los pueblos del mundo, hundiéndonos cada vez más en la miseria, la enfermedad y la muerte. Llama la atención, en todo caso, que Irlanda recientemente declaró la moratoria parcial de los pagos de la deuda externa e interna y la nacionalización de los servicios médicos privados por seis meses. Pero es una solución parcial e insuficiente. 
El problema de fondo que ha quedado al desnudo es que el sistema capitalista global, que empobrece a nuestros pueblos, nos arrebata derechos y destruye la Naturaleza, es un sistema putrefacto que conduce a la Humanidad y a la vida planetaria al despeñadero, más temprano que tarde; a menos que los pueblos del mundo, encabezados por las y los trabajadores autoorganizados democráticamente, lo derroquemos e instauremos una nueva sociedad planetaria basada en la justicia y solidaridad social. 
Frente a ello, un grupo de activistas de diversos países del Continente emitimos esta declaración, que pretende concretar los ejes fundamentales, que a nuestro criterio, pueden contribuir a enfatizar las consignas de primer orden hoy, para difundir en el seno del movimiento obrero, indígena, popular, feminista, LGBTIQ+, campesino, ambientalista,  así como empezar a construir redes de apoyo mutuo, debate franco y leal, información alternativa y promover la auto-organización independiente y democrática de los pueblos.
1) Exigencia global del no pago de la estafa de la deuda externa e interna a los buitres financieros.
2) Colectivización de todos los servicios esenciales de salud, laboratorios clínicos, riesgos del trabajo, jubilaciones, educación, energía, telecomunicaciones. 
3) Colectivización inmediata de las grandes corporaciones alimentarias que acaparen y especulen con los alimentos y garantizar el congelamiento de los precios de la canasta básica. 
OBSERVACIÓN: a) Las medidas 1, 2 y 3 de corte anticapitalista son claves y urgentes para destinar íntegramente fondos suficientes a la salud, alimentación, servicios públicos de calidad, seguro por desocupación, empleo y vivienda digna para los pueblos. b) En cuanto a las demandas de colectivización que proponemos buscan atender las necesidades sociales, y no el odioso afán de lucro de los capitalistas. Pero advertimos que, de ningún modo, puede significar la sustitución del sistema capitalista por un aparato de burócratas estatales privilegiados. Se trata de una colectivización con control obrero y popular, rendimiento de cuentas mediante asambleas populares y criterios ecosocialistas.  
4) Plan de pruebas gratuitas para la detección del COVID-19 accesibles para toda la población, independientemente de su condición migratoria. 
5) Fortalecimiento de los servicios de salud pública, asistencia social y psicológica, priorizando la atención integral de las necesidades básicas de la población más vulnerable.
 6) Medidas de máxima protección en bioseguridad para proteger al personal de la salud que está en primera línea de la lucha contra la pandemia.
7) Seguro de desempleo para trabajadores y trabajadoras formales e informales. 
8) Plan masivo de obras públicas para frenar el alarmante desempleo, especialmente obras de interés social, como la construcción de viviendas dignas para los sintecho y suministro generalizado de agua potable.
9) Tierra para quien la trabaja. Reforma agraria profunda. Estímulos al pequeño y mediano productor agropecuario, condonación de deudas, asistencia técnica y semillas gratuitas, o granjas colectivas, todo con criterios agroecológicos y para garantizar la soberanía alimentaria.
10) No a la imposición de Estados policiales, militarizados y autoritarios, en todos los países. Basta de represión a quienes protestan y salen a la calle a buscar comida y trabajo.  
11) Desde el respeto y estímulo de las bases de las organizaciones comunitarias, populares y gremiales, organizar las autodefensas populares frente a las agresiones del Estado y las mafias capitalistas.
12) Cero tolerancia a la violencia contra la mujer, atención psicológica, legal  y social a las víctimas de violencia de género, derecho a decidir sobre su cuerpo y maternidad, acceso a todas las medidas de contracepción que libremente decida, máxime hoy que se propaga exponencialmente la pandemia del COVID-19, a fin de que no se dispare el índice de natalidad en momentos en que se prevé la saturación hospitalaria y se expone al contagio a las madres y los neonatos en las salas de maternidad.
13) Frente al poder del Estado capitalista, patriarcal y ecocida, construir poder obrero, indígena, campesino, feminista y popular.
14) Frente al manejo corrupto de los créditos internacionales y los fondos públicos destinados combatir la emergencia sanitaria, castigo ejemplar a los políticos-empresarios responsables de la corrupción y confiscación de sus bienes. 
15) En el terreno organizativo, forjar un Encuentro fraternal y democrático para centralizar y divulgar lo más ampliamente la información sobre la situación política y económico-social en cada país, las medidas de los Gobiernos, y las respuestas, propuestas e iniciativas de las organizaciones revolucionarias y populares. Este lo consideramos como un primer paso para avanzar en el objetivo estratégico de construir una organización internacional anticapitalista, antipatriarcal y ecosocialista, que agrupe en el combate a todos los sectores oprimidos. 
Primeros firmantes:
Tomas Andino, ex diputado nacional, integrante del Centro de Estudios Sociales y Políticos de Honduras
José Ángel Garrido, docente de Literatura Española, militante trotskista, Panamá.
Grace Serrano, por Comité Central Partido Revolucionario de las y los Trabajadores (PRT) de Costa Rica.
Se llama a contribuir con la propuesta de esta declaración, adhiriendo el documento y divulgándolo, como un primer paso. Para el efecto se abre un sitio en red social, cuyo enlace es: Formulario de firmas.

 

Desfinanciamiento del INAMU:


¿Un consejo de mujeres resolverá la crisis?
por Comité Editorial
Desde las páginas de Bandera Roja hacemos eco a las voces de preocupación y de reclamo contra este mal gobierno en cuanto está empujando al “cierre técnico” a muchas entidades estatales que parecen no ser esenciales desde la perspectiva de Carlos Alvarado y sus asesores proempresariales. Y es que la política del gobierno en medio de la crisis es muy clara: Reventar al sector asalariado de las instituciones, mientras subsidia al sector privado permitiendo despidos, la fuga de capitales y la protección de sus ganancias. Nos parece que este es el caso, entre otros, del Instituto Nacional de la Mujer. 
Según un estudio del Ministerio de Hacienda, analizando las finanzas del INAMU de los últimos 4 años, se menciona que: “ha mantenido una ejecución presupuestaria muy baja, por debajo del 60%, siendo un aspecto que debe atender la institución.” Y es sabido que parte de la política de Hacienda ha sido echar mano de las partidas sub-ejecutadas, y esta tendencia se ha agravado con la entrada del COVID-19 y el decline de la actividad económica del país.
Hace pocas semanas diversos grupos feministas elaboraron una carta abierta solicitando la creación de una “Mesa de Diálogo Permanente con los diversos sectores autónomo del Movimiento de Mujeres”, y parece que la respuesta de la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, ha sido la creación de un Consejo de Mujeres junto a la vicepresidenta Epsy Cambell. Entre sus componentes están destacadas figuras burguesas: Astrid Fischel, quien fue vicepresidenta durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez (PUSC); Abril Gordienko, directiva del  CINDE; o Ineke Geesink, manager de Microsoft en Costa Rica.
Hacemos un llamado a las organizaciones feministas honestas a no confiar en éstas iniciativas, pues son una farsa y solo sirven para limpiar la falsa imagen progresista del gobierno. Al contrario, les extendemos la invitación a construir un programa de emergencia desde y para las mujeres trabajadoras y oprimidas.Algunas consignas son: 
- Ocupación de habitaciones de hotel y viviendas ociosas para brindar refugio a las familias sin techo y para brindar albergue a mujeres que viven violencia doméstica, en medio de la cuarentena.
- Despenalización del aborto y acceso gratuito garantizado por el estado.
Entre otras consignas para articular al movimiento feminista combativo.

CARLITOS SE QUITA: YA NO ES UN BILLÓN DE COLONES DE AYUDA SOCIAL


POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, HAY QUE PAGAR LA DEUDA A LOS EVASORES FISCALES
Por Manuel Sandoval Coto
Hoy en la mañana me di a la tarea de informarme en la prensa nacional, sobre el presupuesto extraordinario que presenta el gobierno a la Asamblea Legislativa para financiar el Plan Proteger: la entrega de subsidios a la gente que ha perdido el trabajo, le han disminuido el salario o se está viendo afectada (por trabajar por cuenta propia o en la economía informal) por la parálisis económica que ha provocado las medidas de contención del coronavirus. Del billón de colones de ayuda social que anunció pomposamente Carlitos Alvarado a comienzos de la semana pasada, sólo está quedando, en los planes del gobierno, unos 296 000 millones .… ¡menos de la tercera parte! Ni qué decir que el monto del subsidio también se ha visto reducido.
La razón de esta reducción de la ayuda social es muy simple. La prioridad del gobierno es otra. Del presupuesto extraordinario que se anunció ayer … 150 mil millones se destinan a los subsidios y 281 849 millones al pago de la deuda pública, que como sabe el lector en su mayor parte son títulos en manos de los empresarios que defraudan al fisco. La burguesía costarricense, en medio de la crisis, quiere seguir sangrando al país.
El presupuesto extraordinario se va a financiar así: 57 200 millones de colones de un remanente de un préstamo del BID del 2019, 290 710 millones de un préstamo del CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) y 84 564 millones de transferencia de partidas de las instituciones públicas. Con otros dos proyectos se completará el financiamiento del plan Proteger: 75 000 millones de colones del INS y 50 000 millones más que produciría no rebajar los precios internos de los combustibles ahora que cayeron brutalmente a nivel internacional (otra forma de sangrar el bolsillo de los sectores medios y populares).
En esto de las transferencias está planteado eliminar 5 000 plazas vacantes (lo que dejaría 46 000 millones libres), suprimir el pago de horas extras y de las anualidades de este año, el reajuste por costo de la vida en el segundo semestre, así como suministros, bienes, servicios y otros gastos y contrataciones en las instituciones públicas (La Nación 9/4/2020). Es medio “enredadito” y al final pueden haber sorpresas como que desaparezca la plata para el pago de la cesantía a las/los trabajadores que se acojan a la pensión este año. En la Comisión de Hacendarios van a pasar a lo loco el proyecto, porque todo lo que sea recortar salarios y gastos del Estado es santa medicina.
Es claro, sin embargo, que debilitar al Estado y disminuir la capacidad de consumo de los trabajadores públicos, no va a favorecer la reactivación económica del país. El plan, de por sí, es un parche insuficiente. Como ponerle una curita a un machetazo que nos cercenó casi el brazo.
El Plan Proteger se inspira en lo que es el asistencialismo social con el que se responde a las emergencias por desastres naturales: En los barrios pobres, cuando la crecida del río o un deslizamiento se lleva una casita, el IMAS paga un alquiler por tres meses y después que la familia afectada se la juegue como pueda.
Con un subsidio de 125 000 colones por mes no come una familia, mucho menos con los 62 500 que recibiría si tiene algún ingreso. Los sectores populares van a caer en niveles de pobreza como el resto de Centroamérica, si permitimos que la rapacidad de la burguesía costarricense hunda más al país. Más aún, porque la ayuda va a terminar siendo “selectiva”.
Asumiendo que el presupuesto se complete, el gobierno planea llegarle con el subsidio (centralizado desde el Ministerio de Trabajo) a unas 612 000 personas. El IMAS, por su parte, atendería una red de 68 000 hogares con subsidios de 65 000 colones.
Con el desempleo disparando el número de hogares en situación de pobreza (alrededor de un 21% antes de la crisis), los subsidios no van a alcanzar para toda la población que los necesita. Prioritariamente el subsidio va a terminar yendo hacia los trabajadores que las empresas acaban de despedir o les han aplicado reducción del salario (unos 60 000 registrados en estos momentos según el Ministerio de Trabajo).
Los sectores de la economía informal van a quedar librados a su suerte. El propio mecanismo para solicitar el subsidio, una fórmula por Internet, excluye mucha gente sin la cultura ni el acceso a estos medios.
En el movimiento obrero y popular hay que comenzar a discutir un plan de emergencia, para que la burguesía no nos sangre más y reactivar la economía costarricense en beneficio de las grandes mayorías populares. En el entretanto, apoyaremos cualquier movilización popular para exigir la ayuda que el Estado debe dar a los sectores más afectados por la crisis.
LA BURGUESÍA COSTARRICENSE NO NOS DA TREGUA
NO PERMITAMOS QUE NOS SILENCIE Y NOS DESMOVILICE

TIBURÓN AGROINDUSTRIAL DOLE: Despidos y persecución sindical


¡LOS MISMOS QUE PAGAN CERO IMPUESTOS Y EVADEN LA SEGURIDAD SOCIAL!
por Consejo Editorial
El Partido de los Trabajadores (PT) en su publicación “Socialismo Hoy” informa que, recientemente, en la empresa Agroindustrial Piñas del Bosque, subsidiaria de la transnacional Standard Fruit Company (DOLE) en Cutris de San Carlos, el Sindicato Nacional de la Agroindustria y Afines (SINATRAA) denuncia que 3 trabajadores sindicalizados fueron despedidos por reclamar a la empresa haberles quitado un uniforme, como parte del equipo de protección personal.
Desde luego, nos ponemos a las órdenes de SINATRAA en lo que podamos colaborar con su justa lucha, al mismo tiempo a que solicitamos a las altas dirigencias de los sindicatos del sector público, a dar todo el apoyo que se requiera.
Al mismo tiempo, reflexionamos que se hace necesario expropiar las tierras de DOLE y todas esas compañías opulentas como PINDECO, PALMA TICA. ¿Pará qué arrebatar esas tierras a esos tagarotes? Pues, para darlas a las personas trabajadoras de la tierra. La tierra para quienes la trabajan. Fincas campesinas y cooperativas autogestonarias para cultivos con criterios agroecológicos. Así se garantizará soberanía alimentaria, en momentos en que se encuentra, en seria parálisis, el comercio internacional. Fortalecer el mercado interno con la producción campesina. ¡POR UNA REFORMA AGRARIA PROFUNDA!
Además de sobre-explotar a sus trabajadores, grandes agroindustrias como DOLE, reportan cero ganancias y el Estado, con complacencia, les cobra cero impuestos, no pagan impuestos al fisco, ni tampoco cuotas a la seguridad social, y por si fuera poco, hacen estéril la tierra por su uso intensivo y envenenan los ríos con agroquímicos, destruyendo la Madre Naturaleza.